Pizana dice que el cierre del teatro es una medida politica

El concejal del Grupo Municipal Popular, Luis María Pizana,  ha salido tajantemente al paso de las falaces acusaciones efectuadas en el día de ayer relativas al Teatro Municipal por parte de José Manuel Dolón y desmontarlas documentalmente.

El edil popular ha comenzado indicando que “el Pentapartito, tras fracasar con este tema en vía judicial hasta el momento, ahora pretender marear, confundir y engañar a los torrevejenses con infamias y falsedades como acostumbran los últimos 25 años”.

En este sentido, Luis María Pizana ha señalado, al tiempo que mostraba una copia del Acta de Ocupación del Teatro Municipal y Ordenación de la Plaza Miguel Hernández firmada por Antonio Marquerie como arquitecto y encargado de la dirección de la obra, que estaba todo correctamente cuando, textualmente, aseguraba que “las obras se encuentran en adecuado estado y su desarrollo se ha efectuado con arreglo al Proyecto, Pliego de Condiciones y contrato. Tras la revisión general de las obras, se comprueba que las mismas están en condiciones de ser ocupadas para llevar a cabo su equipamiento y posteriormente dedicarlas a los usos que la propiedad estime conveniente. A la vista de lo anterior, los Arquitectos Directores manifiestan que las obras de referencia pueden ser ocupadas por parte de la propiedad, sin que ello impida la continuidad de en la ejecución de aquellas unidades complementarias o accesorias que se recogen en los expedientes actualmente en tramitación”.

Igualmente, Luis María Pizana ha incidido, mostrando y leyendo textualmente el Pliego en que “cabe recordar que en el Pliego el adjudicatario asumía íntegramente los honorarios del arquitecto. Si esto no se produjo no es imputable bajo ningún concepto a los anteriores Equipos de Gobierno del Partido Popular y resulta, como mínimo sospechoso que 10 años después el Arquitecto reclame 165.000 € que los técnicos municipales consideran que están cobrados en el conjunto del proceso. Este tema huele muy, pero que muy mal y, siendo conscientes de que en los últimos meses la persona de la que hablamos ha ocupado, en reiteradas ocasiones, butacas de protocolo en diferentes eventos municipales tanto en el Auditorio como en las Eras de la Sal fruto de su afinidad personal con destacados miembros integrantes del Pentapartito, nos podemos temer todos los torrevejenses lo peor”.

Asimismo, el concejal popular ha destacado que “resulta una auténtica indecencia política tratar de engordar una cifras que se corresponden con las recogidas en el Presupuesto Municipal 2.015 y prorrogado en el 2.016 cercanas a los 60.000 € para la ejecución de las obras necesarias para la obtención de la Licencia de Apertura tal y como en todo momento, con absoluta transparencia, hemos mantenido desde el Partido Popular. Estamos ante un nuevo montaje con los protagonistas de siempre para dañar la imagen del Partido Popular, sin ninguna base y en la que queda patente que José Manuel Dolón sigue obsesionado con el pasado en lugar de arreglar los problemas del presente y trabajar por el futuro. La realidad es que para adaptar el Teatro Municipal a una normativa que entró en vigor en 2.010, 4 años después de su inauguración, hacen falta según palabras de José Manuel Dolón menos de 65.000 € para el conjunto de las obras para su adecuación después de efectuar declaraciones públicas en las que incluso llegaba a asegurar que el Teatro Municipal tendría acceso directo a la parte superior del patio de butacas desde la Plaza de Miguel Hernández”. También se ha referido a que José Manuel Dolón ha fiscalizado el expediente en infinidad de ocasiones junto con el resto de formaciones políticas que en cada momento del proceso han sido oposición.

Finalmente ha reflexionado acerca de que “queda totalmente claro que el Arquitecto al que se hace referencia está completamente inhabilitado para cualquier actividad relacionada con el Teatro Municipal de ser cierta la existencia de un informe firmado por él en el que se acredita que antes o ahora ha mentido o miente sobre el estado del edificio como demuestra el informe que tengo en mis manos”.

Por último, Luis María Pizana ha lamentado que “han quedado patentes las prioridades de José Manuel Dolón y su Pentapartito. Son capaces de pagar 80.000 € por un asesor e incapaces en un año de llevar a cabo unas obras por un importe de poco más de 60.000 €. La incapacidad y la obsesión del líder del Pentapartito por el Partido Popular están asestando golpes letales al corazón de la ciudad. Mantener el Teatro cerrado es una medida exclusivamente política y recuerdo que el Partido Popular sigue sin tener acceso ni al expediente del cierre del Teatro ni a ninguno de los informes a los que José Manuel Dolón se refiere en sus ruedas de prensa. Es todo una farsa de un Pentapartito oscurantista y que cada día está más claro que tiene mucho que ocultar con este tema”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,