Pizana le dice a Blanco que no se refugie en el “y tu mas” e impulse la cultura en Torrevieja

El concejal del Grupo Municipal Popular, Luis María Pizana, ha salido al paso de las acusaciones vertidas por el concejal de cultura y miembro del Pentapartito Alejandro Blanco.

En primer lugar, Luis María Pizana ha indicado que “entre lo más sorprendente de la rueda de prensa de ayer se puede destacar el hecho de que los que se autoasignaron el papel de representantes de la nueva política en Torrevieja hayan decidido recurrir ante su inactividad y falta de explicaciones públicas convincentes al conocido como `y tú más’. Además, un ‘y tú más’ basado en falsedades”.

A continuación, el concejal del Partido Popular ha señalado, al tiempo que exhibía  la documentación que acreditaba sus palabras que “antes de denunciar de manera pública las posibles irregularidades en la gestión de cultura el concejal es advertido en Junta Rectora del IMC. Así consta reiteradamente en acta. Lamento decir que él no muestra el mismo respeto por este organismo de participación pública. El día 23 de octubre de 2015 pasaron por Junta Rectora alguna de las facturas a las que ayer hacía referencia y en esos expedientes se puede comprobar como por un lado había un expediente en tramitación desde el 9 de enero de 2014 que cuando dejé de ser concejal todavía se encontraba abierto y, por otro lado, informes técnicos que exponían la necesidad de estos servicios. Además, cabe destacar que ni siquiera abrió la boca en ese momento después de ponerme a disposición de todos los integrantes por si requería alguna explicación complementaria a los informes”.

Asimismo, el edil popular ha expresado que “esperaba que este momento llegara de manos de quienes están demostrando no creer en la democracia. Estoy convencido que el único objetivo es el de intentar intimidarme para que no siga haciendo la labor que hoy me corresponde que es la de oposición. Lo que cabría esperar de un concejal del Equipo de Gobierno es que dejara de mirar por el espejo retrovisor y que, si no lo soluciona, al menos nos hubiera dicho a todos los torrevejenses porqué a día 5 de agosto de 2016 no se han pagado las únicas 4 subvenciones concedidas de 2015 o que le hubiera exigido públicamente a José Manuel Dolón y a Fanny Serrano, como le pedí el martes en Junta Rectora del IMC, que casi un año después nos den acceso al expediente del cierre del Teatro si es que lo hay. Ayer era buen momento para que nos aclarara la situación en la que se encuentra el Centro Cultural tras la denegación de la licencia que se solicitó y de la que el Pentapartito todavía no ha hecho ninguna declaración tras hacerlo público nuestro portavoz explicando el motivo del doble criterio seguido con estos edificios. También podría haber explicado cómo puede ser que sistemáticamente realice contrataciones directas con la misma empresa sobre la que ayer generó dudas de su comportamiento y a la que le pide entradas para asistir a conciertos fuera de la ciudad y luego favores para fotografiarse con los artistas. Teniendo sobre la mesa la oportunidad de trabajar por resolver los problemas de la ciudad de la mano del Partido Popular, ha elegido hacer como el resto del Pentapartito: atacarnos como cortina de humo para tapar su desgobierno y nula gestión”.

En este sentido ha incidido destacando “el Pentapartito que se pasa el día quejándose de la falta de técnicos municipales ahora resulta que les encarga que se pongan a revisar expedientes de 2005. El bloqueo que vive el Ayuntamiento está motivado en la frustración de intentar criminalizar la gestión del Partido Popular y no conseguirlo. Lo normal hubiera sido que la rueda de prensa de ayer fuera para decir cuándo, cómo y dónde se van a iniciar esos talleres, períodos de matriculación, etc. Lo de ayer son las excusas de siempre de mal gestor público lanzando balones fuera”.

Luis María Pizana ha añadido que “es buen momento para recuperar declaraciones públicas que hice del pasado 25 de junio de 2015 en las que trasladaba que no había sido un concejal en el equipo de gobierno perfecto y que había cometido errores, muchísimos más de los que me hubiera gustado. También decía que mi objetivo siempre fue ser un fiel representante de las personas que confiaron en mí y de las que no. Defender sus intereses aunque ello conllevara correr riesgos políticos o personales. En más ocasiones de las que hubiera deseado tuve que tomar decisiones con informes con criterios técnicos de empleados municipales dispares, y siempre me incliné por los que daban soluciones a problemas o a lo que creía que eran necesidades de los torrevejenses”.

Por último, Luis María Pizana ha lamentado nuevamente que “el drama para la cultura en Torrevieja es que la gestión cultural en el último año se ha empobrecido notablemente. Son algo más que escasos los contratos en esta etapa que tengo la posibilidad de fiscalizar por su inexistencia y unos cuantos los reparos levantados. Son muchas las dudas expresadas en Junta Rectora del IMC y en público sobre la gestión actual y ninguna las explicaciones, ni en público ni en privado. Esa es la realidad”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,