El Arquitecto del Museo de la Semana Santa, informará sobre los nuevos usos del mismo

El arquitecto que ha diseñado el edificio en el que se instalará el Museo de la Semana Santa, el Museo del Mar y de la Sal de Torrevieja y diversas dependencias municipales emitirá un informe técnico que servirá de base para tomar la decisión definitiva sobre el modo en el que se va a repartir el uso de las distintas plantas. Así lo ha comunicado en rueda de prensa el alcalde de Torrevieja, José Manuel Dolón.

A propuesta del alcalde, representantes de la Junta Mayor de Cofradías y el concejal de Servicios, Alejandro Blanco, visitaron el edificio con el fin de que pudieran conocer  de primera mano los distintos espacios de este edificio que cuenta con tres sótanos, planta baja, entresuelo, cuatro plantas y ático.

Por la tarde los representantes de la Junta mantuvieron una reunión en el Ayuntamiento con el alcalde, el citado concejal y el Jefe del Departamento de Servicios e Infraestructuras del Ayuntamiento. Un encuentro de más de dos horas de duración que se desarrollo “de forma distendida y franca” según ha dicho el primer edil.

Dolón ha explicado que los representantes de la Junta Mayor expusieron la distribución que consideran más adecuada para el uso compartido de este espacio. La demanda se plasma en el uso del tercer sótano como almacén, de una parte del primero como oficinas, de la planta baja como recepción de visitantes y como  acceso para los tronos y las tres primeras plantas como museo.

El alcalde ha recordado que la postura del equipo de Gobierno es la que ya manifestó en el último pleno: utilizar el segundo y tercer sótano para almacén de la Semana Santa. Dejar el primer sótano como local polivalente, eliminando para ello el altar que se había proyectado en este espacio, para que pueda ser utilizado por la Junta Mayor y por cualquier otro colectivo de la ciudad. Dejar la planta baja como punto de acceso y recepción para el Museo de Semana Santa, adecuar el entresuelo, eliminando el bar-cafetería que se había proyectado, destinando su uso  para oficinas municipales, Dejar el Museo de la Semana Santa en la primera y en la segunda planta y el del Mar y la Sal en la tercera y la cuarta para uso administrativo municipal, igual que el ático que también se destinaría a oficinas y dependencias municipales.

Un reparto del espacio con el que Dolón entiende que está “defendiendo los intereses generales de todos los torrevejenses. Defiendo lo público por encima de todo” ha dicho y ha añadido“ es lo que creo que es justo para los ciudadanos, con todo mi respeto para todo el mundo”. En este punto también ha destacado la importancia de ahorrar alquileres y también de dotar a los funcionarios de “espacios de trabajo” con las condiciones adecuadas y dignas para atender a los ciudadanos.

El alcalde ha anunciado que se va a reunir con el arquitecto redactor  de este proyecto y le va a solicitar que “desde el punto de vista técnico” indique cómo se puede encajar la demanda y la perspectiva de los representantes de la Junta Mayor y la del equipo de Gobierno. Después se celebrará una segunda reunión en la que estarán presentes los representes de la Junta, representantes del Gobierno municipal y el arquitecto redactor junto con técnicos municipales para “hablar con bases técnicas de la cuestión, ya que ni ellos ni nosotros somos expertos. Vamos a contar con la opinión de un técnico muy reconocido para ver si llegamos a un acuerdo desde unas bases técnicas” ha añadido.

En su comparecencia el alcalde ha recordado que el anterior equipo de Gobierno del Partido Popular ya tenía intención de modificar el uso de las plantas del edificio y destinarlas a dependencias municipales para uso administrativo. Una modificación que “no pudieron llevar a cabo porque en ese momento la ley no lo permitía, pero tengo la documentación en  mi despacho. Ahora la Ley sí nos lo permite, se puede modificar el uso de un edificio de estas características aunque la inversión fuera finalista, ahora se puede modificar hasta el cien por cien del uso”.

A lo largo de la intervención ha reiterado que el objetivo de la Junta Mayor le parece “legítimo” pero “si no me demuestran lo contrario las necesidades públicas han de estar por encima de las particulares, por muy legítimas que sean y por mucha arraigo social que tengan”.

Igualmente, ha recordado que el mantenimiento de las dependencias que próximamente utilizará el Museo de Semana Santa, tendrán un coste para las arcas municipales que supera los tres mil euros mensuales “un dineral, no es un tema de broma” ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,